En España mantenemos una clara filosofía equivocada de la posesión de los bienes en general y sin duda, en aquellos que existe una devaluación, debe analizarse minuciosamente.

A continuación queremos demostrarle de una manera muy sencilla que si usted recorre más de 10.000 kms al año la opción del renting de su vehículo sea usted particular, empresa o autónomo es más interesante que la compra. Para ello piense en su vehículo actual y calcule la pérdida anual media que está teniendo con el mismo:

 

1-IMPORTE DE COMPRA DEL VEHÍCULO

Llamémosle variable “Z”

 

2- CALCULEMOS LOS GASTOS HASTA LA FECHA

¿Lo ha financiado? : Calcule el importe abonado hasta la fecha en intereses. Llamémosle variable (A)

Seguro anual: Sume la totalidad de seguros abonados. Llamémosle variable (B). 

Impuesto de circulación: Sume la totalidad de los impuestos abonados desde la fecha de compra. Llamémosle variable (C). 

ITV: Sume la totalidad de los importes abonados en las inspecciones técnicas abonadas hasta la fecha. Llamémosle varible (D). 

Mantenimientos, neumáticos y averías: Sume la totalidad desembolsada en averías, neumáticos y mantenimientos (aceite, filtros, distribución,…) desde la fecha de compra.Llamémosle variable (E). 

Reparaciones por accidentes o franquicias abonadas a la aseguradora: Llamémosle variable (F)

Pérdida por la tasación actual del vehículo del valor de mercado: En este apartado le recomendamos recurra a las tasaciones reales , no a lo que usted estime, o bien compare su mismo vehículo con mismos años y kms en páginas de vehículos usados (aunque habitualmente los concesionarios son los que peor valoración ofrecen). Llamémosle variable (G). 

 

3 – SUMEMOS LOS GASTOS (PÉRDIDAS)

A + B + C + D + E + F + ( la diferencia del precio de compra Z menos el valor de tasación G).

 

4 – DIVIDAMOS LAS PÉRDIDAS EN AÑOS

Y ahora a esa cantidad resultante de la suma de gastos (pérdidas) lo dividimos entre el número de años que tiene nuestro vehículo y ese será el resultado real de lo que nos ha costado cada año nuestro vehículo hasta la fecha.

Ahora busque en nuestro catálogo un vehículo de similares prestaciones e importe de compra similar al que usted había desembolsado. Estamos seguros que el resultado le va a sorprender.

 

¿Aún sigue creyendo que le compensa más la compra que el renting? Estamos seguros de que ya no lo cree. Y recuerde, que si además usted es empresa o autónomo todavía se ahorrará mucho más al poder desgravar las cuotas abonadas (más información haciendo click en este enlace).

Olvídese de vehículos antigüos  y disfrute de estrenarlo con una mayor frecuencia, sin quebraderos de cabeza.